CONSULTA GRATUITA: telephone (34) 912 736 200


20 de abril 2021

Cómo afecta la restricción de movilidad territorial a las herencias

La pandemia ha afectado en la ralentización de los trámites y se prevé que las Administraciones sigan saturadas en 2022

La Organización Mundial de la Salud elevó el 11 de marzo del 2020 la situación de emergencia de salud pública ocasionada por el COVID-19 a pandemia internacional. Desde entonces ya ha pasado más de un año desde que el Gobierno declarara el Estado de alarma a través del Real Decreto 463/2020, del 14 de marzo, que se proclamó con el fin de gestionar la crisis sanitaria.

El Estado de Alarma supuso un cierre de toda la actividad económica, salvo los servicios esenciales y mínimos que directa o indirectamente contribuyen con la salud y el bienestar de los ciudadanos y sobre todo una restricción de la movilidad de estos. Desde ese día todos estaban llamados a permanecer en sus casas, y por tanto muchas empresas debían permanecer cerradas, entre ellas el sector público. Se tuvieron que paralizar las actividades de las administraciones públicas que no fueran urgentes, siendo las herencias consideradas no urgentes. Además se cancelaron todas las que tuviesen que ver con las visitas presenciales. 

 

Ante este panorama y a pesar de que han fallecido por COVID casi 80.000 personas, el año 2020 registra las mayores caídas anuales desde 2007 en aceptaciones (-11,4%) y renuncias (-6,5%) a herencias, según los datos recién publicados por el Consejo General del Notariado. Este dato puede parecer contradictorio ¿Por qué bajan las herencias si hay récord de fallecimientos por el coronavirus? Hay diferentes motivos que afectan a esta aceptación. Uno de los más importantes ha sido la restricción de movilidad, que un año después seguimos viviendo. 

Según ha podido detectar en sus oficinas Grupo Hereda, empresa dedicada a la tramitación de herencias y localización de herederos desde hace más de 20 años, estas restricciones de desplazamiento han provocado: 

  • Desconocimiento de los ciudadanos sobre aplazamiento de plazos, de si existen o no opciones de presentación telemática de documentos. El caos producido por el estado de alarma ha provocado que los familiares de fallecidos no supiesen ni por donde empezar a gestionar los trámites.

  • Anulación de citas de oficinas presencial. Debido a la situación sanitaria, las administraciones públicas también han optado por la vía telemática y el teletrabajo para evitar el mayor contacto posible, perdiéndose la espontaneidad en cuanto a dudas de los ciudadanos y en muchos casos, se han cancelado servicios hasta que pase la situación. 

  •  Miedo a la movilidad.  Una de las consecuencias de la pandemia ha sido la prohibición de la movilidad de los ciudadanos e incluso el miedo a esta. Sin embargo en muchas ocasiones es necesario para que determinados trámites de la herencia requieran que el interesado acuda de manera presencial o requieren el traslado de su representante para culminar las gestiones de tramitación. Un ejemplo sería la firma de las escrituras de la Declaración de Herederos, pues esta requiere que el notario competente sea:
  1. De donde estuviere la mayor parte de la herencia.
  2. Del lugar de fallecimiento.
  3. De un distrito colindante a los anteriores.
  • Saturación de Administraciones . Los propios trabajadores públicos se han visto saturados por las citas y consultas de los ciudadanos que en su día fueron pospuestas o anuladas. Algunas oficinas se han visto obligadas a cerrar temporalmente por casos positivos de enfermos, otras por imposibilidad de respetar distancias, o no estar acondicionados para esta situación de crisis sanitaria. Además no disponen de suficiente personal para hacer frente a todos estas solicitudes y las que se van acumulando y que se están disparando durante todo este 2021. 
  • Dificultad en los despachos expertos para poder tramitar . Empresas especializadas como Grupo Hereda se han visto muy limitadas a la hora de realizar tareas que requieren movilidad en cuanto a la gestión y trámites especiales de tramitación de herencias: tales como la investigación de herederos en el caso que sea necesario (cuando falta un coheredero o un piso se encuentra abandonado por fallecimiento de un propietario) y la necesidad de documentación de determinados registros. Por eso se han visto obligados a requerir de expertos periféricos por todo el país para cubrir esta demanda. 

 

Se prevé que la actual situación también entorpezca y ralentice esta situación al menos un año más, por lo que 2022 todavía arrastrará las consecuencias que supuso el confinamiento total y las actuales situaciones de movilidad. Sin embargo es fundamental que estos procesos comiencen cuanto antes a agilizarse, ya que el gran número de fallecimientos también supondrá una gran número de herencias que necesitarán tramitación.

Desde empresas como Grupo Hereda recomendamos en primer lugar tener una gran organización en cuanto a la documentación, presentación y plazos y en caso de ser necesario, acudir a expertos que tengan conocimientos, están actualizados de los cambios que puedan ir publicándose y que tengan  una gran red y distribución por todo el territorio nacional e incluso internacional , para que el cliente no tenga que moverse y que ya que tiene que lidiar con la noticia de la muerte de un familiar, que la gestión de la herencia sea lo más rápido y cómodo posible.

En Grupo Hereda contamos con oficinas de expertos por todo el país y ‘partners' por todo el mundo que posibilitan la opción de tramitar toda la herencia sin que el cliente tenga que moverse de casa no importando donde se encuentre.

Últimas publicaciones

Grupo Hereda: Los CAZAHEREDEROS de herencias abandonadas

Es muy común que nos confundan con “caza herencias”, y es así como nos conocen habitualmente pero no buscamos herencias, sino herederos. Nuestros...

Un alud de herencias - Grupo Hereda en Telemadrid

Se les conoce como ‘cazadores de herederos’ o ‘de herencias’. Desde hace varios años, algunos despachos de abogados como Grupo Hereda buscan a los...

Suscríbete a nuestro Newsletter